¿En qué partes del cuerpo femenino se ubican las zonas erógenas?

¿En qué partes del cuerpo femenino se ubican las zonas erógenas?

Las Zonas Erógenas de la Mujer (Julio 2019).

Anonim

Un hombre enamorado, ya sea hombre o mujer, experimenta emoción ante el mero pensamiento del objeto de su pasión. Incluso un ligero toque puede causar excitación sexual. Existe la opinión de que todo el cuerpo de una mujer es una zona erógena, pero aún hay ciertas áreas cuyo afecto puede darle el mayor placer.

Se acostumbra dividir las zonas erógenas según el grado de sensibilidad al hacer el amor en fuerte, medio y débil. Pero debe recordarse que el cuerpo de cada mujer es individual, al igual que sus reacciones. Bien puede suceder que el impacto en un área en particular, sin causar entusiasmo por parte de un compañero, el otro despertará una respuesta sensual tangible.
A muchas mujeres les gusta cuando un hombre juega con su cabello, las acaricia. Pero, como regla general, tales toques causan solo un ligero deseo. Mucho más sensible es el área de la oreja. Muchas damas apasionadas, que alcanzan fácilmente la excitación sexual, se deleitan cuando una pareja acaricia sus aurículas con la lengua y las muerde suavemente.
El cuello también se considera un área sensible. Algunas mujeres experimentan el mayor placer al besar y acariciar la parte frontal, así como los hoyuelos entre la clavícula. Otros excitan caricias en el área entre la oreja y el hombro. Los hombros en este caso también pueden ser extremadamente sensibles a los besos y los toques.
Muchas personas experimentan placer cuando un compañero acaricia sus manos. Se cree que los más sensibles son las manos (como la parte posterior, y las palmas), los dedos. Causas de excitación y estimulación de la superficie interna de los antebrazos. A algunas mujeres les gustan los besos en la curva del codo y el impacto en esta área con la lengua.
Un beso en los labios no se considera accidentalmente como un atributo indispensable de un juego de amor: los labios, la lengua y la membrana mucosa de la boca son una zona erógena sensible tanto en hombres como en mujeres. Hay una gran variedad de opciones para besar, y el amante atento agregará a su arsenal las que su compañero prefiere.

Contrariamente a la creencia popular, no todas las mujeres se deleitan con el estilo "francés" cuando la lengua de un hombre penetra en sus bocas. Les resulta más agradable cuando un amante toca la superficie externa de sus labios con sus labios y lengua.

A muchos hombres les encanta acariciar el pecho femenino y, por regla general, las mujeres no tienen nada en contra: los movimientos suaves y de masaje en el pecho provocan una oleada de deseo. Sensible a hacer el amor y los pezones. A algunas personas les gusta cuando una pareja no solo les hace cosquillas con suavidad, las acaricia suavemente, sino que también las muerde.
Causa excitación en muchas mujeres y efectos bastante intensos en la cintura, el abdomen, los muslos internos. Por regla general, las damas están encantadas con la caricia de la zona entre los omóplatos, también conocida como el "lugar del gato".
Y, por supuesto, tanto en hombres como en mujeres, los puntos erógenos más fuertes y sensibles se concentran en el área genital; después de todo, esta es la zona más afectada por el coito.
Las caricias en el área de la entrepierna, por regla general, le dan a la mujer el mayor placer. Pero a algunos les gusta cuando una pareja presta más atención a la entrada de la vagina, mientras que otros disfrutan el placer de tocar sus labios pequeños. La mayoría prefiere un efecto suave en el área del clítoris. Algunas de las relaciones sexuales justas pueden experimentar un orgasmo solo bajo la condición de estimulación de esta zona.
Muchos hombres creen erróneamente que la estimulación de la superficie interna de la vagina es capaz de proporcionar el mayor placer a una mujer. Sin embargo, este no es siempre el caso. En la superficie interna de este órgano no hay demasiadas terminaciones nerviosas, lo que significa que la reacción de excitación cuando se expone a esta zona no será tan intensa en la mayoría de las mujeres. Pero, como saben, no hay reglas sin excepciones.
La sabia naturaleza se ha ocupado de reducir las dolorosas sensaciones de la mujer en el parto durante el paso del feto a través del canal de parto, y la vagina, como se sabe, es parte de ellas.

Durante el contacto sexual, la mujer con mayor frecuencia todavía experimenta un fuerte placer sexual cuando el pene se inserta en la vagina. Pero en este caso, el factor psicológico juega un papel importante: la conciencia del más alto grado de intimidad con el hombre amado es capaz de proporcionarle un placer incomparable.
Y, por supuesto, no hay que olvidar que la principal zona erógena de una mujer es el cerebro. Si ella ama a un hombre, siente por él no solo su atracción física sino también espiritual, él puede estar seguro de que su caricia le dará placer.