Cómo sobrevivir a la muerte de su hijo.

Cómo sobrevivir a la muerte de su hijo.

Virginia Vega: Sobrevivir a la muerte de un hijo. (Julio 2019).

Anonim

A veces ocurren tragedias en nuestras vidas. De esto no irás a ningún lado. Todos somos mortales. Pero a menudo el dolor entrega exactamente lo que una persona muere repentinamente. Parece que eres joven, fuerte, enérgico, y al día siguiente no habrá rastro de esto. Sólo un cuerpo frío. Y esos recuerdos en los que una persona sigue viva…

Necesitarás

  • Espíritu de fortaleza
  • Fuerza
  • Apoyo

Instrucción

1

La muerte de un ser querido siempre es una pérdida amarga para cada uno de nosotros, pero la muerte de un hijo es doblemente difícil, porque te das cuenta de que has perdido parte de tu vida.

2

Pero después de haber perdido un hijo, cada padre debe recordar que la vida no se ha detenido y debe continuar. En primer lugar, necesita escapar de su propia desgracia y decidir sobre las prioridades de su vida, ya que se da cuenta de la gratuidad de la pérdida. Para hacer esto, distribuya todas las cosas de los difuntos a los refugios sociales y a la memoria de los familiares, dejando solo algunas de las más queridas para su corazón sin sentido. Haz lo mismo con las fotos.

3

Ponga su atención en los nietos, porque ellos, como usted, son duros. No te olvides de otros niños, ya que ahora tendrán que vivir para dos. Se puede encontrar mucho consuelo en las lecciones de cualquier negocio. Cuide lo que nunca ha tenido el tiempo suficiente o lo que no se atrevió a hacer antes. Pero no hay razón para hacer un mal uso de los viajes de la iglesia o ir de repente a otra religión, puede terminar muy mal. En algunos casos, cuando sienta la fuerza, asuma la educación del niño del orfanato. Entonces vendrán nuevamente unas vacaciones en tu casa para ti y para ese hombrecito a quien podrás dar tu amor no gastado, que será tu mayor apoyo en el futuro.

Prestar atencion

Presta atención a cómo tus amigos soportaron la muerte de tus seres queridos. Es terrible, pero aún no ha terminado.

Buen consejo

Nunca te rindas No importa lo doloroso que sea, no importa cuánto quiera hacer algo conmigo mismo, recuerda que siempre hay personas para las que eres querido. Cuídate por su bien. Encuentra la fuerza para vivir, porque en el momento de necesidad es más fácil morir.